5 nov. 2012

Crónica Aniversario Zombier (III): Velada final en el Drunk.



Tras la estupenda comida en el Freiburg nos fuimos escopetados hacia Mataró, dónde nos esperaba Joan (Birraire). Tras los pertinentes y esperados saludos, se sacó una tentadora cajita repleta de cascos vacíos (sí, un suertudo se asombra casi a partes iguales con el contenido y con el envoltorio). Tras ello nos fuimos juntos hacia el Drunk Monk, dónde nos esperaba la segunda jornada de celebración del aniversario de Zombier.

Repasamos nuevamente los barriles disponibles, aunque primero, y profundamente seducidos por las flamantes neveras, decidimos compartir algún botellón con Joan. Una saison era una opción inmejorable para empezar y tras el asesoramiento del maestro Sven, nos decidimos por una Fantôme Santé 16, cerveza y serie (Santé) que apoya causas solidarias.

 Caí profundamente enamorado de ésta cerveza.


Aún sin terminárnosla, llegó la hora la primera presentación, nuevamente y para quienes no pudieron asistir el día anterior, de la European Sour Blend, como bien dice el nombre, un blend a cuatro bandas (Alvinne, De Molen, Haandbryggeriet y Loverbeer). Tras disfrutar y paladear casi de forma mística la Fantôme nos pusimos con la E.S.B., que nuevamente nos gustó y mucho.

Casi sin pestañear vino otra presentación, en este caso de Bruno Carilli y sus Toccalmatto, de las que ya habíamos dado buena cuenta en barril el día anterior.

 Arriba, Bruno con uno de sus tentadores “retoños”.


Impaciente por la renovación de los barriles pinchados me crucé con Eric (también conocido como el estadounidense suministrador de placeres…) en la zona de barra, quien nos invitó a salir y probar la cerveza que hace en su casa. Copa en mano me dispuse a probarla cuando de repente nos avisaron de que Valter Loverier iba a presentar algunas de sus cervezas, las Loverbeer, así que otra vez para adentro que nos fuimos.

 Valter, un encanto de persona.


Con una copa de su Christmas de barril, detalle del Drunk Monk, cerveza de precioso color rojo y muy marcada de especias y frutos rojos (de la que por cierto no tengo foto) compartimos un rato bien agradable con Dani de CerveTV, alguien cuyo trabajo admiraba desde antes de conocerlo y que os recomiendo seguir muy de cerca.

Pero otra vez, una miradita fugaz y picarona me instó a salir fuera para no perderme la que allí se iba a montar. De nuevo Eric, con otro detallito, este caso Lips of Faith, una colaboración entre Alpine y New Belgium, que según he podido ver a posteriori por la red, no es que sea difícil de conseguir en Europa, que eso ya lo suponía, sino también en los propios USA. Sobre la cerveza, pues una Imperial IPA estadounidense de libro hasta la última gota, rebosante de lúpulo (Amarillo, Columbus, Centennial y Simcoe son puro ADN yankie), verdaderamente deliciosa.

 Quien pudiera vivir en USA para poder tomar joyas como éstas…


Por esas alturas, el descontrol que llevaba era tal que ya no sabía ni si entrar, sentarme, salir, o directamente ponerme a tirar cañas detrás de la barra ;). Así que viendo la hora me dirigí a Jenny, la apuesta camarera cuya espalda descubierta provocó más de un mareo entre los y las allí asistentes, y le pedimos unos bocadillos, acompañados por unas Struise Black Berry Albert (un maridaje grotesco, lo sé, pero uno no tiene la oportunidad de repetir éstas cervezas todos los días…).

Con una mano en el bocadillo, otra en la cerveza, y de reojo viendo el partido de fútbol que muchos hacían como que no miraban pero no podían evitar, llegaron Joan y más tarde también los compañeros de Cervecearte.

Pero entonces, volvió a sonar la alarma yankie (es la penúltima, prometo no generaros más sufrimiento…) en forma de una Firestone Double DBA. Complejísima, con un marcado carácter especiado derivado por el paso por barrica, fruta dulzona, acaramelados, importante calidez a lo largo de todo el trago… ¡Una auténtica pasada!

 ¡Qué cosa más rica!


Tras el jolgorio, nos volvimos a sentar en la mesa, dónde Antonio (el diseñador de las etiquetas de Zombreaker del que ya os hablé en el primer post) se trajo una Haandbryggeriet Royk Utl Ild en botella (el día anterior la habían pinchado también de baril), la cual me dejó literalmente boquiabierto, peculiar sobre el papel (malta ahumada de Bamberg y lúpulos Amarillo), pero de ejecución impecable. Color negro petróleo y preciosa espuma beige, textura increíblemente sedosa, torrefactos y fruta oscura junto con un sabroso toque ahumado a panceta y ligeramente amaderado terriblemente adictivo. Una cerveza sensacional.

¡Gracias Antonio! ¡Una pasada!


Un rato después llegó el turno de abrir un par de cervezas más. La primera, la canadiense Charlevoix Vobiscum Lupulus, detalle de un servidor (aunque quede mal decirlo), que no terminó de convencer (aunque hubo algunos que, igual por compromiso, sí me dijeron que les había gustado bastante). La segunda, detalle de Sven, una Loverbeer Beerbera, y cómo bien reza su nombre… una “beerbaridad” de cerveza, sour ale con uvas madurada en barrica. Cítrica, acidez pronunciada que no descontrolada, muy afrutada en parte por el toque de las uvas utilizadas en su elaboración… ¡Genial!

 Sensaciones contrapuestas...

A partir de ese momento las fotos empiezan a escasear y la memoria a difuminarse. Muchas cervezas y mejores ratos sin prestar demasiada atención a las copas, ya sabéis. Sólo recuerdo que a Eric aún le dio tiempo a sacarse otra joya de la chistera, la The Bruery Fruet que algunos ya pudimos disfrutar la noche anterior, para regocijo de quienes no la habían podido probar pero también para los doblemente afortunados ;).

Luego, sesión de besos, abrazos, carantoñas, intercambios de mails, bronca de las camareras (las pobres, con muchas ganas de cerrar…), recogida de cascos vacíos (me puse las botas…) y, por desgracia, las despedidas. Y así, felices como unos críos, nos fuimos para el hotel cerrando un fin de semana verdaderamente épico.

Manolo y Sven. Cuántos podrían copiar un poco de la buena camaradería que reina entre estos dos supuestos “competidores” y dejar las envidias apartadas…


A todos, Eric “el rey de la birra estadounidense”, Joan “Mr. Maduixes”, Bernat “llúpols oxidats”, la gente de CerveTV; Juan y Josu, los cracks de Napar; los Laugar y sus barretinas; Kevin y Pep “els mariners”; la increíble representación de elaboradores internacionales: John de De Molen, Glen de Alvinne, Valter y Elena de Loverbeer, Jens y Helen de Haandbryggeriet así cómo Bruno de Toccalmato); Antonio Bravo, su gracia y sus pedazo etiquetas; els Caçadors de Cervesa; Mikel Rius, “Mr. Events”; Mr y Ms. Cervecita Nuestra; Joan Roma; el bon amic Txema y su colega Pere “Guinness-man”; la buena gente de Cervecearte; Loren Font y sus elaboraciones caseras; Álvaro “Petróleos”, Raúl “Bevirra” y el cotizado casco de la Thomas Hardy’s Ale; Joan “Birraire” y la magnífica velada en su compañía; Isaac “Rèptil-man”; Robert Merryman (em va faltar compartir més temps amb tu); el auténtico crack de Manolo, humilde como pocos, y todo el equipazo del Freiburg; Ivan y Anna de Cinc Titius, muy majos, y toooodas sus botellas…; Sven el Terrible (gràcies Txema) y sus preciosas ángeles de Charlie; y, cómo no, una mención especial a los buenos amigos Gabriel y Marya. ¡Geniales! A todos vosotros y a los que mi descarriada memoria me impida recordar vuestro nombre pero igualmente compartimos algún rato agradable, muchas, muchísimas, “muchichérrimas” gracias. Fue un estupendo fin de semana que ojala podamos volver a repetir y compartir el año que viene.

20 comentarios:

  1. Vaya tres posts para dar envidia ;-). Yo sólo estuve presente en esta tercera y última entrega, pero realmente fue cojonudo.

    Suscribo los elogios que repartes a toda esta buena gente, y también a la espalda descubierta que comentas, jaja. Más de uno que yo sé no eligió la barra para sentarse por casualidad.

    Y nada, a ver cuando tomamos otra Fantöme solidaria; uno se siente muy bien después de esforzarse a beber birras como esta a favor de buenas causas :-). Salut a tots dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Bueno, no me prodigo tanto como me gustaría por "les terres del nord" así que cuando vamos hay que aprovechar, aunque se generen "daños colaterales" como esa envidia... :P. Y sí, el nivelazo de la barra fue espectacular a todos los niveles... ;).

      Ojalá tuviera más excusas cómo la de la Fantôme... y compartirla con gente tan maja!

      Una abraçada, Joan!!

      Eliminar
  2. No...gracias a ti por estas tres estupendas crónicas...y dicho sea de paso sacar lo peor de mi en cuanto a envidia se refiere, jajajajaja.

    Una pregunta (chorra por otra parte pero tengo curiosidad)...¿salisteis a 4 patas del Drunk Monk?...yo me bebo semejante cantidad de cerrazones (que seguro no son de 5º) y vamos, tienen que llamar a la grúa municipal, jajajaja.

    Enhorabuena Pau aunque un pero....imperdonable no inmortalizar esa espalda descubierta :P

    Prost!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo les vi, y salieron vivos... ¡Vaya saque que tienen los lúpuloadictos! Aunque para no crearles mala fama, algunas birras fueron culines... :-)

      Eliminar
    2. Jajaja!! Gracias mr. Duvel, aunque por lo de la envidia no sabría si pedir "perdón"... jajajaja!!!

      Lo de a 4 patas, salir lo que es salir, lo hicimos, aunque bien nos hubiéramos quedado allí dentro sin problema, jaja!! Cómo dice Joan, de algunas sólo bebimos culines, de no ser así ya me veo las camareras sacándonos a escobazos... XD

      P.D. Alguna foto hay por Facebook de esa maravillosa espalda...

      Eliminar
  3. FELICIDADES POR LA FIESTUQUI QUE OS HABEIS MARCADO, OJALA TE PUDIERA ACOMPAÑAR EN UNA DE ESTAS, ¡NO IBA A APRENDER NI NÁ!
    ENHORABUENA POR LOS POSTS, YA TE PASARÉ LA FACTURA DE LOS TECLADOS JODIDOS POR LA BABAS ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje! Pues sí, ya te lo he comentado en más de una ocasión, a ver si podemos coincidir en alguna... aunque la batalla por los cascos vacíos puede ser épica... jaja!!

      Para las facturas, mejor diríjase a administración, yo solo soy un pobre currela... XD

      Eliminar
  4. Por la raja de tu espalda!!! Viva la beerlleza!!! Viva el Drunk, el Freiburg, Zombier y todos los que has mencionado!!! Sobretodo que vivamos y bebamos muchos años más!!! Enhorabuena por la trilogía!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje!! VIVA la birra y la buena gente que como tú la rodea! Gràcies mestre!

      Eliminar
  5. Genial repaso a un finde cojonudo, por cierto fui mirando enlaces y lei la entrevista a Manolo del Freiburg, la ostia, anotado queda para una ruta que estoy preparando jejeje. A ver si nos podemos juntar por allí jejeje
    .... EEESO sí Una única cosa que quería comentar es "al respective" a la pijotería esa de licor de cerveza.... Cómo cojones no va a saber a whisky si el wort (mosto) para hacer whisky y y para hacer cerveza es el mismo? y destilación no hay más que una y a ti te encontré en la calle? jejejjee Lo que estábais tomando era whisky, dile si quieres que con una " vuelta de tuerca" pero whisky en toda regla, ahora que para la ocasión se quiera llamar licor de cerveza, pues vale, un snbobismo más. Por cierto históricamente los destiladores escoceses de las tierras altas, tenían un dicho " de una mala cerveza todavía puede salir un buen whisky", dicho que aplicaban cuando por el motivo que fuere se les estropeaba la cerveza y entonces la destilaban para hacer "agua de fuego" jejeje Haya Salud

    ResponderEliminar
  6. Oastia el comentario anterior era para el capitulo anterior, pero se me coló en este bueno da igual, enhorabuena a los premiados, a los bares por la categoría que tienen, y a ti por el post. Viva la cerveza y el Whisky jejejjee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Sí, sí! Apúntate bien el Freiburg! No descartes que igual hasta podamos coincidir y todo! Ojalá!

      En cuanto al licor, pues si quieres la verdad nos llegó a nuestra parte de la mesa sin saber muy bien de quien era ni qué cerveza se había utilizado como base, así que si nos lee su autor, ya tiene tu tirón de orejas, jajaja! Gracias por la aclaración!!

      Que viva la birra y el whisky!! Un abrazo!

      Eliminar
  7. Vaya trilogía te has marcado, pero siento decirte que leyéndote me hubiera quedado con el fin de semana entero antes que con las entradas, jorrlll que envidia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Y yo también hubiera preferido compartir alguna birra juntos... ;)

      Eliminar
  8. Pues poco más puedo decir que tuvisteis un cierre de fiesta espectacular con más y más cervezones de antología. Reitero mi envidia por esa Fantome Santé 16 que ya le comenté a Joan, y es que no puedo ocultar mi debilidad por esa cervecera belga. Y me quedo como deber inexcusable probar esa The Bruery Fruet, si me obligan a elegir una entre todo ese maravilloso listado. Pero no hay por qué, verdad? así que tomaré nota de todas las comentadas, a ver cuáles puedo probar en un futuro. Para la próxima edición, vayan haciéndome hueco, jajaja! Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola JAB! Pues no, no tienes porqué elegir, y además en este caso sería pecado renunciar a algunas de éstas u otras que ni he mencionado, jejeje! A la próxima a ver si es verdad y no te nos escapas ;). Saludos!

      Eliminar
  9. Estoy seguro de que en estos momentos hay algún americado con una foto de una Fantome en cuyo pie reza algo como "Who could live in Europe to drink jewels like these..." :-D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Pues sí, seguro que sí, del mismo modo que nosotros babeamos con según qué cervezas suyas... Ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos... ;). Saludos Diego!

      Eliminar
  10. Que buen Aniversario, que cervezas tan tremendas. La colaboracion de New Belgium y Alpine, buenisima intensamente fresca. Veo que probaron Firestone, no he probado las que probaron ustedes, pero si tienes oportunidad o si llega por alla, no dudes en probar Su Sucaba de estilo Barleywine, TERRORIFICA! tiene 12% ABV y podrias jurar que no tiene nada. Que bien que llega por alla The Bruery, vale la pena probar todas sus variedades.
    Menudo fiesta que se aventaron jeje...
    Saludos desde Tijuana, Mexico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel! Bufff, el chico que trajo las yankies ya sabía lo que hacía... jejeje! Qué suerte que hayas podido probar esa New Belgium con Alpine! Me apunto esa Firestone que comentas, aunque me temo que será complicado verlas llegar, jejeje!! The Bruery si nos han llegado algunas cosas y lo poco que he probado es cierto que merecen mucho la pena.

      Y tu no te quejes que vives al lado de ese edén... Menuda envidia más grande!! Saludos!!!

      Eliminar